Sin categoría

Qué hacer cuando los niños dicen, «No quiero ir al Colegio»

Qué hacer cuando los niños dicen, “¡¡NO QUIERO IR A LA ESCUELA!!”

El delicado balance entre crear un “ni-ni” (que ni estudia ni trabaja) y una persona que escucha a su cuerpo.

Es muy común aun los lunes a las 7 am, escuchemos ese llanto, “Pero, ¿porqué tengo que ir? ¡Es horrible! ¡Estoy perdiendo mi tiempo! ¡No aprendo nada! ¡Odio a las maestras! ¡Odioooo la escuelaaaaa! ¡No quiero ir!”

Nuestra mente inmediatamente se va a lo que nos decían nuestros padres, “Es tu única obligación. Tienes que ir. Porque si. Porque te aguantas. Porque ya párate. Y si no te apuras, te voy a…” y lanzamos una torre de amenazas.

¿Cierto?

Bueno… hay mejores respuestas.

Teniendo Hijos Altamente Sensibles, ya sabemos que si están sobresaturados por el fin de semana anterior –especialmente si estuvo ligeramente ajetreado, ellos van a estar cansados. La mera idea de ir al cole hace que se sientan mal físicamente. Hay días que verdaderamente NO pueden. Y cuando es así, NO DEBEN.

Pero, ¿cómo les enseñamos el delicado balance entre ser responsables con sus deberes y escuchar a su cuerpo?

Podemos decir algo así,

“Quiero que te escuches a ti mismo y descanses cuando lo necesitas.

También, quiero que encuentres tu misión en la vida y enfoques toda tu energía y conocimiento en lograr eso.

Todos los humanos debemos aprender a lograr el balance entre descansar y trabajar. Hay gente que solo trabaja todo el día y noche y fines de semana, que no saben descansar. Y hay que gente que solo descansa y no sabe qué les gusta ni cuál es su misión. Para mí es muy importante que vayas al cole y también que juegues y goces tu vida. 

Voy a dejar la decisión en tus manos pues solo tú sabes cuán cansado estás.

Tú puedes decidir entre quedarte en casa o ir al cole. 

Pero hay reglas:

Si decides quedarte:

No verás TV (en todo el día), ni ningún tipo de pantalla…no. De verdad, no. Ni un poquito. 

Además, cuando te sientas un poco mejor, tendrás que ayudar en casa, limpiando tu cuarto, acomodando cosas, doblando ropa o lavando platos. Y también haremos algo de matemáticas, lectura… tarea.

Finalmente, no podrás comer nada de azúcar. Ni pan dulce, ni los caramelos de la fiesta de tu primo, nada. Si te sientes cansado es importante que permitas a tu organismo sentir su cansancio, reponerse y no obligarlo a obtener energía a base de azúcar o similares.

Entonces, ¿qué vas a decidir?”

Si se siente muy cansado, aceptará las reglas.

Si no es para tanto, pues irá al cole.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.