Sin categoría

«¡No mamá, es muy difícil! ¡No quieroooo!»

¿Qué hacer cuando tu hijo no quiere hacer algo porque es difícil?

Generalmente no sabemos cómo alentar a que hagan las cosas y, o les decimos “No, esta súper fácil”, negando su realidad o, los amenazamos con alguna consecuencia, “Si no lo haces, te voy a…” lastimando nuestro apego y emitiéndoles más miedo y menos ganas de hacer las cosas.

Es mucho mejor decirle, “Elige tu difícil.”

Te doy algunos ejemplos:

Cuando no quiere limpiar su cuarto,

“Se siente difícil limpiar tu habitación. También se siente difícil cuando no encuentras las cosas que necesitas. Elige tu difícil.”

Cuando no quiere ir a entrenar,

“Se siente difícil ir a entrenar diario. También se siente difícil cuando no mejoras. Elige tu difícil.”

o

“Se siente difícil hacer ejercicio. También es difícil no sentirte bien en tu cuerpo.”

Cuando no quieren preparar su mochila,

“Ahorita sientes que es difícil preparar tu mochila. También se siente difícil tener que hacerlo con prisas en la mañana. Elige tu difícil.”

“¿Ya pensaste en las consecuencias que te puede traer no ser honesto? Puede ser difícil decir la verdad. Es más difícil cuando te cachan en una mentira. Elige tu difícil.”

Esta frase le puede ayudar a tu hijo a entender que cuando eligen NO hacer cosas difíciles, esto siempre conlleva una consecuencia –que ¡¡también es difícil!!

Así que, la próxima vez que tu hijo se sienta con la tentación de no hacer algo porque se le dificulta, recuérdales de este concepto y ayudarles a elegir más sabiamente. Y no como amenaza, sino con el afán de enseñar.

Y seguramente, muchas veces van a elegir no hacer la primer opción y se arriesgarán a ver si la consecuencia sucede o no. Cometer errores en un espacio seguro es una manera muy sana para aprender sobre este concepto. Y ahí estaremos nosotros, No para decir “¡Te lo dije!” sino para decir, “¿Qué vas a decidir la próxima vez?”

¿Qué les estamos enseñando con esto? A pensar. A planear. A analizar. A activar su Cerebro Superior. ¡No queremos hijos obedientes, queremos hijos pensantes!

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.